jueves, 20 de junio de 2013

Nacer mujer en China, de Xinran Xue

Título: Nacer mujer en China.
Título original: The good woman of China.
Autora: Xinran Xue.
Nacionalidad: China.
Editorial: Emecé Editores.
Año publicación: 2003.
312 páginas.
Tapa blanda.
Precio: 18 euros.
ebook: No disponible.

Una de las cosas buenas que me ha aportado el blog, además de poder conocer y compartir mis opiniones con gente apasionada por los libros como yo, es descubrir novelas que sin el blog, quizá no hubiese llegado a conocer. 

Y éste es uno de esos libros. Leí la reseña en el blog de Mis lecturas y más cositas, me llamó poderosamente la razón, y lo apunté en mi lista de libros pendientes (esa es una de las cosas "malas" del blog, que mi lista va creciendo sin parar, y en mi estantería se acumulan los libros por leer mucho más que antes de crear el blog). 

Así que desde este pequeño rinconcito quería dar las gracias a Margari, por descubrirme Nacer mujer en China, un libro triste y duro, pero que me ha gustado mucho y me ha hecho reflexionar.

Autora

Antes de leer Nacer mujer en China, no sabía nada a la autora. La mejor forma de conocerla es leyendo el libro, porque es en parte autobiográfico. 

Xinran Xue nació en China en 1958. Estudió Relaciones internacionales e Informática en el Ejército. Durante varios años condujo el programa radiofónico "Palabras en la brisa nocturna", que difundía testimonios de la vida de las mujeres en la China moderna (lo que más adelante dio origen a su primer libro, Nacer mujer en China, del que hoy vengo a hablaros). En 1997 abandonó China y se mudó a Inglaterra. 

Ha escrito dos libros más: Tres, cinco y seis (2008) y Las hijas del Yang-Tse (2010).


La novela

Nacer mujer en China se podría considerar un libro de relatos, con dos nexos en común: la autora, que es quien hila un relato con otro, añadiendo sus reflexiones, e incluso narra su propia historia, y las mujeres en China, con sus duras historias, y unas vidas que no fueron (ni son) nada fáciles. 

La novela está compuesta por 15 relatos. Empieza con un prólogo de la autora, quien cuenta cómo surgió su idea de escribir el libro, y lo que ha supuesto para ella. Cada capítulo es el relato de una mujer que Xinran conoció, y la historia de su vida. Os voy a dejar los nombres de cada capítulo, y una muestra de lo que hay en su interior. 

Prólogo

«(...) Al luchar por aquel bolso defendí mis sentimientos y los de las mujeres chinas. El libro era el resultado de tantas cosas que, de haberlas perdido, no habría sido capaz de recuperarlas. Cuando te adentras en tus recuerdos, abres una puerta al pasado; el camino tiene muchas ramificaciones y, en cada incursión, el itinerario que sigues es siempre distinto».

1. Mi viaje hacia las historias de las mujeres chinas

«Era la carta más angustiosa que había recibido desde que empecé a presentar mi programa de radio vespertino, «Palabras en la brisa nocturna», cuatro meses atrás. A lo largo del programa solía hablar de diversos aspectos de la vida cotidiana, utilizando mis propias experiencias para ganarme la confianza de los oyentes, y sugería maneras de abordar las dificultades de la vida. —Mi nombre es Xinran —dije al empezar la primera emisión del programa—. Xinran significa "con mucho gusto"».

2. La muchacha que tenía una mosca como mascota
«Al vadear a través de mis recuerdos, el dolor se pega a mí como el lodo; de pronto, el odio que se había ido apagando en este mundo blanco de enfermedad vuelve a mí con toda su fuerza».

3. La estudiante universitaria

«»Ahora he hecho que perdieran toda esperanza y se avergonzaran. Pero no sé qué es lo que he hecho mal. Sin duda, el amor no es inmoral ni una ofensa contra la decencia pública.

4. La trapera.

«Todos los funcionarios de China conocen el antiguo proverbio transmitido desde los tiempos de la dinastía Tang: "El agua soporta un barco, pero también puede volcarlo." La gente de a pie como mis oyentes son el agua y los funcionarios el barco» 

5. Las madres que soportaron un terremoto

Éste es el relato que más me emocionó. 

«Ella también estaba cansada, cabeceaba y le faltaba el aliento. Visto en retrospectiva,  me pregunto por qué nunca me pidió que la salvara. Jamás dijo algo parecido a "Mamá, sálvame". Jamás»

6. En lo que creen las mujeres chinas.

«Nosotros decimos: "En casa, cree en tus propios dioses y haz lo que te plazca; fuera, cree en el Partido y ándate con cuidado con lo que haces." Pero no me gustaría que nadie se enterara de lo que acabo de decir. No quiero que vuelvan a crearme problemas a mi edad». 


7. La mujer que amaba a las mujeres.

«¿Por qué es ilegal la homosexualidad en China?»

«Pensé en cuán libres de preocupaciones estaban las dos mujeres: probablemente no abrigarían sentimientos amargos hacia los hombres, y desde luego no sentirían el profundo desasosiego de las madres por sus hijos. Tal vez la homosexualidad no fuera tan mala, al fin y al cabo —pensé—, tal vez no era más que otro camino que tomar en la vida. No comprendía cómo podía ir en contra de la ley, pero parecía que no había nadie a quien preguntarle sobre el asunto». 

8. La mujer cuya boda fue concertada por la revolución.

«En aquel tiempo, las mujeres obedecían las "Tres Sumisiones y Cuatro Virtudes": sumisión a tu padre, luego a tu marido, y después de su muerte, a tu hijo. Las virtudes eran fidelidad, encanto físico, hablar y actuar correctamente y ser diligente en los trabajos de la casa». 

9. Mi madre.

«"No te preocupes -me dijo-, lo más importante es que te estás tomanto tu tiempo para descubrir lo que significa ser mujer". Me quedé de piedra. A sus sesenta años, mi madre estaba aprendiendo que había perdido una importante parte de sí misma, y estaba diciéndome que no cometiera su mismo error». 

10. La mujer que esperó cuarenta años.

«—Se cometieron tantos errores durante la Revolución Cultural. ¿Cómo vamos a poder enmendarlos todos?»

11. La hija del general del Guamindang.

«—Discutían sobre si era más triste haber nacido minusválido o quedar impedido a lo largo de la vida.» 

12. La infancia que no puedo dejar atrás.

«Aunque lo había intentado, nunca había sido capaz de darle la espalda a la pesadilla que fue mi infancia».


«El contraste entre mi mundo imaginario y el real acabó en una fuente tanto de consuelo como de dolor para mí».

13. La mujer cuyo padre no la conoce.

«Durante la Revolución Cultural, cualquiera que proviniera de una familia rica, cualquiera que tuviera estudios superiores, fuera especialista o experto en algo, tuviera contactos en el extranjero o hubiera trabajado para el gobierno anterior a 1949 era catalogado como contrarrevolucionario. Había tantos delincuentes políticos de este tipo que las prisiones no podían acogerlos. En su lugar, estos intelectuales fueron desterrados a remotas zonas rurales para que
                                                                     trabajasen en el campo». 
14. Una mujer a la moda.

«Los chinos nunca han seguido una moda por libre elección; siempre han sido llevados a ella por razones políticas».

«Muchos chinos piensan que lo único que hace un hombre que maltrata a su mujer o pega a sus hijos es «poner las cosas de casa en su sitio». Las campesinas de cierta edad, sobre todo, aceptan estas prácticas. Al haber vivido bajo el dictado de que «una mujer amargada aguanta hasta que se convierte en suegra», creen que todas las mujeres deberían correr su mismo destino». 

15. Las mujeres de la Colina de los Gritos.

«El conflicto entre lo que (los periodistas) sabían y lo que se les permitía decir creó un entorno en el que su salud mental y física no dejaba de sufrir. Fue precisamente un conflicto como éste el que me llevó a abandonar mi carrera de periodista».

Epílogo.

«En Inglaterra el libro se hizo realidad. Fue como si hubiera crecido una pluma en mi corazón».


Mi opinión

Como dije al principio, Nacer mujer en Chima es un libro duro y triste, que refleja un cruda realidad que, por desgracia, sigue existiendo en la actualidad

El libro ha conseguido acercarme a la mentalidad de los chinos, y llegar a comprenderla, algo que, desde mi percepción como persona occidental, no es fácil, pues muchas de sus costumbres, valores y maneras de pensar son muy distintas a las nuestras. 

Todas las historias me han emocionado (unas más que otras, por supuesto); unas me han entristecido y otras  me han tocado la fibra sensible, llegando a crearme un nudo en la garganta, y hacerme soltar más de una lagrimita (incluso en el metro, rodeada de gente). 

Y en ocasiones también me ha enfurecido, porque no solo en el pasado se ha discriminado a la mujer, sino que hoy en día sigue pesando, y depende de dónde nazcas, ser mujer es una tara, algo que va a hacer que tu vida sea mucho más dura; que se te maltrate con impunidad, que seas considerada inferior al hombre, que no tenas las mismas oportunidades, que tu vida no te pertenezca a ti. 

Y que haya esas injusticias me enerva la sangre. En cien años, las cosas han cambiado mucho, pero me da rabia pensar que tienen que pasar otros cien años o más, para que la mentalidad de todas las sociedades cambie, que la situación mejore y la igualdad entre hombres y mujeres sea un hecho, y no un ideal. Y no solo entre hombres y mujeres, sino entre los países del tercer mundo y el primero (aunque esta expresión nunca me ha gustado). Tal vez sea una utopía, pero creo que es una utopía por la que hay que luchar.


Recomendación final

Tras todas estas reflexiones y divagaciones mías, creo que está claro que Nacer mujer en China me ha gustado mucho. Se lo recomiendo a todo el mundo, pues es un libro que abrirá la perspectiva desde la que ves el mundo. Solamnente hay que saber buscar y encontrar el momento adecuado, pues es un libro duro. 

¿Y a ti, qué libros te han llegado a emocionar y a hacerte reflexionar, dejando un poso en ti, incluso mucho tiempo después de haberlo leído? 

¿Y qué libros has descubierto gracias a otras personas que de otra manera no hubieses conocido?

Valoración:

9/10 

"El testimonio de las mujeres es ver lo de fuera desde dentro.
Si hay una característica que pueda diferenciar el discurso de la mujer, 
es ese encuadre". 
Carmen Martín Gaite


22 comentarios:

  1. En este caso lo bueno de que sean relatos es que te permite intercalarlo entre otras lecturas. Demasiado duro si no

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, perfectamente se puede ir intercalando con otras lecturas, aunque yo lo leí seguido, así te metes más en el ambiente.

      Eliminar
  2. Yo tengo previsto también leerlo este año, lo conocía desde hace tiempo pero he dicho que de este año no pasa, así que gracias, porque tu reseña me ha vuelto a abrir el apetito.
    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que lo disfrutes (y, sobre todo, que escojas el momento adecuado).

      Un beso!

      Eliminar
  3. No lo conocía, pero me gusta lo que cuentas de él. Me armaré de valor para leerlo
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, hay que armarse con un poquito de valor para leerlo, pero creo que merece la pena.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Una lectura muy interesante y me gusta la literatura china. La anoto para futuras lecturas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me resultó muy interesante conocer más sobre la cultura china, espero que te guste su lectura.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Pues voy a seguir tu recomendación, creo que hay que tener un "hueco" para este tipo de lectura que nos "mueva".

    Te entiendo muy bien con lo de con el blog la lista crece y crece y crece... :D

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también creo que hay que encontrar hueco entre nuestras lecturas para este tipo de libros, aunque espaciadas entre sí.

      Yo prefiero ni ver el número de libros que quiero leer, porque ni en un año podría leerlos.

      Un beso!

      Eliminar
  6. Gracias por tu reseña, pero ahora mismo no me apetece leer libros tan duros, y más que sean reales.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por pasarte por aquí. Si ahora no te apetecen leer libros duros, es mejor que no lo leas. Si más adelante te atreves, te lo recomiendo.

      Un beso!

      Eliminar
  7. Me alegra que te haya gustado. Y es que estas historias sobrecogen de una manera... un libro doloroso, duro... Imprescindible. Y muchísimas gracias por la mención!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por descubrirme este libro! Es duro, pero merece la pena.

      Un beso!

      Eliminar
  8. Parece una historia sobrecogedora, que no es lo que más me apetece en este momento... Aunque queda claro que es un libro que deja huella. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, claramente deja huellla. Si ahora no te apetece, no lo leas, pero yo me quedaría con el título, por si en un futuro ves que sí es el momento.
      Un beso!

      Eliminar
  9. Creo que esta historia no es para mí. No me apetecen cosas tan serias.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No a todos nos atraen los mismo libros, pero es bueno que haya variedad. Si no te apetece leer algo duro, es mejor no hacerlo.

      Un beso.

      Eliminar
  10. Yo también me lo apunté en su día y me has ganado a la hora de leerlo.
    Apuntadísimo que lo tengo
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay tantos libros que queremos leer, que es difícil ir haciendo hueco a aquellos que nos recomiendan y nos interesan. Ya sabes lo que dicen, más vale tarde que nunca, así que, aunque tardes en leerlo, hazlo, porque creo que merece la pena conocer libros distintos y mentalidades diferentes a la tuya.
      Un beso.

      Eliminar
  11. Tenía apuntado este libro pero con dudas, porque no me atraen mucho los relatos, aunque en este caso la temática sí me llama, y con la nota tan alta que le das, igual me animo y lo busco. Un beso

    ResponderEliminar
  12. No es mal libro para el reto del abecedario ni mala lectura y mucho menos mala reseña

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...