domingo, 26 de octubre de 2014

El talento de Mr. Ripley, de Patricia Highsmith

Título: El talento de Mr. Ripley
Título original: The talented Mr. Ripley
Autora: Patricia Highsmith 
Traducción: Jordi Beltrán
Nacionalidad: Estados Unidos
Anagrama, 2000 (1ª publicación: 1955)
286 páginas.
Precio: 14,42 euros
ebook: No disponible


Tenía muchas ganas de leer a Patricia Highsmith. Pero, como muchas veces ocurre, otras lecturas se fueron colando. Hasta que por fin me estrené con ella, con la novela de la que hoy os vengo a hablar: El talento de Mr. Ripley.


Argumento

Mr. Greenleaf, un millonario americano, le pide a Tom Ripley que intente convencer a su hijo Dickie que está viviendo una bohemia dorada en Italia para que regrese al hogar. Tom acepta el encargo, y de paso pone tierra por medio a posibles problemas policiales, y encuentra a Dickie y a su amiga Marge, con quienes establece una turbia y compleja relación.


Mi opinión

¿Qué decir de Tom Ripley? Un personaje único. Apocado, ambicioso, introvertido, con un gran talento, solitario, inteligente, extrovertido, estafador, un camaleón social y un psicópata en potencia… o incluso más.

Tom Ripley es el protagonista absoluto de la novela. Un personaje oscuro, con más sombras que luces. No me ha caído bien, pero tampoco tan mal como debiera haberlo hecho. Highsmith ha logrado que empatizse con él y que incluso me preocupase por lo que le pasaba. Por una parte, quería que le pillaran por todo lo que hace y, al mismo tiempo, me descubrí deseando que se librara.

Es muy difícil sostener una novela en la que el protagonista no te genere ni un poco de simpatía. Es muy complicado; pero la autora lo consigue sin problemas.

Tom es un pobre desgraciado. Y nunca mejor dicho, porque es pobre, y también desgraciado. No tiene el dinero para ser quien quisiera ser, y no es feliz siendo quien es. Por eso, cuando conoce a Dickie, un nuevo mundo se abre ante él. Y cuando empieza a ver que dicho mundo empieza a cerrarle las puertas, está dispuesto a cualquier cosa para seguir en él, a cualquier precio.

Este libro puede tener muchas lecturas, tantas como lectores. Y cada uno se fijará en una cosa diferente. Yo os voy a contar las impresiones que a mí me ha causado. Tom Ripley es un personaje tan complejo, que cada lector puede verlo y entenderlo de una manera distinta. Para mí, lo que le caracteriza es que es una persona que no se acepta a sí mismo ni la posición que tiene en la vida, y que no sabe gustarse ni ser como querría ser si no es mediante la imitación. A eso se suma el aburrimiento. Enseguida se aburre de las personas, de los trabajos esporádicos que tiene, de las situaciones, de la vida que está viviendo, incluso de sí mismo. Y por eso asume riesgos. “Como él decía siempre, el riesgo era lo que daba interés al asunto”


Conocer a Dickie supone para él un soplo de aire fresco (aparte de que está enamorado de él, aunque no quiera reconocerlo). Empezar a imitar su manera de ser, de vestir, de hablar, de actuar, le acerca no solo a la persona con la que querría estar, si no a la que le gustaría ser. Y lo que viene después, es el riesgo en estado puro, emoción, euforia, adrenalina; la sal de la vida para Tom. Y lo que le gusta, además del riesgo, no es vivir las cosas, si no saborearlas antes de que sucedan. “Se le ocurrió que las cosas siempre le eran más gratas al experimentarlas de antemano que al convertirse en realidad, y se preguntó si siempre iba a ser de aquella manera, si (…) lo que hacía en realidad era experimentar o gozar por anticipado”.

Pero voy a dejar que Tom se defina a sí mismo:

“Odiaba tener que convertirse de nuevo en Thomas Ripley, un don nadie, odiaba volver a sus viejos hábitos, a experimentar otra vez la sensación de que la gente le despreciaba y le encontraba aburrido a menos que hiciera algo especial para divertir a los demás, como un payaso, sintiéndose incompetente e incapaz de hacer algo que no fuese divertir a la gente durante unos minutos. Odiaba volver a su auténtica personalidad del mismo modo que hubiese odiado tener que ponerse un traje viejo, manchado y sin planchar, un traje que ni cuando era nuevo valía nada”.

Me ha gustado conocer a Tom. En la vida real no me hubiese gustado tanto, pero así, en la distancia que ofrece un libro, y con la cercanía de meterte en su mente, ha sido toda una experiencia. Y hablo tanto de Ripley porque, aunque el libro tiene más cosas (intriga, rechazo de la sociedad a los homosexuales, investigación criminal, engaños, sospechas, maldad…) el pilar que sostiene todo es Tom. A medida que avanza la novela, y Thomas Ripley se va metiendo cada vez más en una espiral de mentiras, quieres saber cómo va a terminar todo, si la suerte va a sonreírle, o si van a terminar descubriendo toda su red de engaños. Para conocer a Tom, saber lo que hace y cómo termina todo, tendrás que leer la novela.

En definitiva, Tom Ripley es un personaje complejo, único e inolvidable, al que merece la pena conocer.

Termino con su mejor lección. Las demás no recomiendo ponerlas en práctica:

“Algo había aprendido durante los últimos meses. Si uno deseaba ser alegre, melancólico, pensativo, cortés, bastaba con actuar como tal en todo momento”.

Valoración:

8/10


Libro versus película

Año: 1999
País: Estados Unidos
Duración: 139 minutos
Dirección y guión: Anthony Minghella
Reparto: Matt Damon (Tom Ripley), Gwyneth Paltrow (Marge Sherwood), Jude Law (Dickie Greenleaf), Cate Blanchett (Meredith Logue), Philip Seymour Hoffman (Freddie Miles), Jack Davenport (Peter Smith-Kingsley)
Productora: Miramax International / Paramount Pictures
Remake


La película es muy distinta al libro. Me ha gustado, Matt Damon borda el papel de Ripley. Y el final... menudo final, mucho más potente que en la novela.

Hay más libros sobre Tom Ripley, y yo creo que la película coge cosas también de los otros, porque hay dos personajes que en el libro ni se les menciona.

Hay cambios nimios (como que Dickie, en vez de pintar, toque el saxo), pero hay otros cambios más significativos. Por ejemplo, en el libro se insinúa (y se sabe) que Tom es homosexual, pero no establece una relación con nadie, y en la película sí. O la reacción de Marge del final, es diametralmente opuesta en la novela que en la película. Y el cambio más importante para mí es cuando Tom se enfrenta a Dickie. En el libro, el origen de ese enfrentamiento es psicológico, en la película, es más bien físico. También tiene sentido, en una película no te puedes meter en la mente de una persona igual que en un libro. Pero el cambio no es tan sutil como pudiera parecer, porque en el film parece hasta justificable lo que Tom hace.

Si no habéis leído el libro ni visto la película, tal vez estéis un poco perdidos con lo que estoy diciendo, pero no quiero revelar de más, es mejor que lo descubráis por vosotros mismos.

En definitiva, una película que difiere en bastantes cosas del libro en que se basa, pero creo que, en el fondo, es una buena adaptación, porque la esencia de la novela sí la mantiene, aunque Ripley no sea el mismo (sí, parece una contradicción, pero es lo que me ha parecido). Y las actuaciones, sobresalientes.

Os dejo el tráiler, pero os advierto que, para mi gusto, desvela demasiado:



25 comentarios:

  1. Creo que has definido muy bien lo que es el libro: fundamentalmente, Tom Ripley. Que no sea un personaje que te despierte simpatia y que sin embargo aun así no rechaces la trama ni la lectura es el arte que tiene Highsmith en la construcción de personajes.

    Gracias y besos!

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Me encantó este libro. Lo leí como lectura obligatoria en la Secundaria y me quedé maravillada. Coincido con vosotras en que el peso del libro es Tom Ripley, personaje odioso sin escrúpulos pero a la vez tan atrayente que me fue imposible no sentir admiración por él.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Me llevo anotado el libro. Me gusta lo que nos cuentas y una nota de 8/10 no está nada mal....
    Y es más que probable que una vez leído vea la película.
    Gracias por tu reseña!
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Me encanta el libro y me encanta la película, aunque sean algo diferentes entre sí: el personaje de Tom es realmente interesante, pero Dickie también me parece buen contrapunto. La verdad es que es una novela muy recomendable. 1beso!

    ResponderEliminar
  6. No he leído el libro, pero lo tengo apuntado desde hace bastante tiempo porque me apetece mucho leerlo, aunque aún no lo he conseguido. Me alegro mucho que lo hayas disfrutado :)
    Un beso!

    ResponderEliminar
  7. Interesante tus sentimientos hacia el persona de Tom, del cual nos faltaría espacio y palabras para describirlo cómo tal pero que has ponderado las características que nos llevan a empatizar con él y leer una novela con un matiz psicológico muy diferente al tópico habitual.

    La peli la tengo pendiente de ver.

    Un beso

    ResponderEliminar
  8. He visto la película, pero no he leído el libro. Tomo nota parece que podría gustarme.
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Con esta autora no conecto muy bien pero esta novela tengo que leerla porque todos coincidís en lo buena que es.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Disfruté mucho con este libro. Un personaje inolvidable Tom Ripley.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  11. Vi la película hace mucho tiempo, mucho antes de que me metiera de lleno en este mucho de los libros y me gustó. La novela no la he leído. Sí que leí una de Highsmith hace un tiempo que no me gustó nada. Creo que debería haber pillado esta que además está en casa. Besos.

    ResponderEliminar
  12. La verdad es que no me llamaba mucho la atención la autora, aunque ahora con tu reseña me ha picado la curiosidad...
    besos!

    ResponderEliminar
  13. Ví la película hace ni se sabe, es más, la he visto varias veces y siempre me gustó, razón por la cual, no he leído el libro y ya dudo que lo haga. Es lo que pasa cuando la pelí se adelanta a la lectura, ya no quedan ganas de leer porque conoces la historia, aunque sea una adaptación. Bsss

    ResponderEliminar
  14. he visto la película, al libro le tengo ganas, y más después de tu reseña, besotes

    ResponderEliminar
  15. Yo situaba a Patricia H. entre los best-seller de gran éxito. Había visto la película con gusto y de las recomendaciones en twitter pasó a mis manos de casualidad en un mercadillo de a 1 €. Comencé su lectura sin mucho interés, para intercalar lecturas más pesadas, y cuál fue mi sorpresa al encontrar entre sus páginas una lectura diferente, de inesperada calidad.
    Después leí "El diario de Edith", una vuelta de tuerca completa, escrita años después, y también me vi sorprendido por un estilo sobrio y agresivo. Ahora me declaro incondicional de su literatura ,con mayúsculas. La considero un clásico de la literatura que no me cabe duda que perdurará a lo largo de los siglos.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  16. Vi la película, pero no es muy de mi estilo y el libro no me llama

    ResponderEliminar
  17. Paso de puntillas porque lo voy a leer muy pronto, es la única que me fajta para el reto escritoras únicas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Me llevo apuntadas las dos recomendaciones. Ya te contaré
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Tengo pendiente este clasicazo todavía, y como sé que lo leeré, no he visto la peli por lo mismo, así que paso por encima, que ya me destriparon una vez más de la cuenta. Un beso!

    ResponderEliminar
  20. Hola! Vi la película hace mucho tiempi y recuerdo que me gustó mucho aunque no creo que el libro lo lea de momento. Me alegro que lo dusfrutaras. Bsos!

    ResponderEliminar
  21. Pues estoy como estabas tu: aún no he leído nada de esta autora que yo recuerde. Espero no tardar mucho porque sé que me pierdo algo bueno :)

    Bs.

    ResponderEliminar
  22. Una historia que le mantiene a uno pendiente de cual va a ser el siguiente paso, totalmente adictivas tanto novela como película,
    besucus

    ResponderEliminar
  23. siempre he querido acercarme a los libros después de ver una de las películas, y lo he ido dejando. Me animas a leer el libro. ¡Gracias!
    Ale.

    ResponderEliminar
  24. A mí me han gustado tanto la peli como el libro, aunque éste último mucho más.
    La Highsmith es una imprescindible del género, aunque hay mucha gente para la que resulta desconocida; a mí me encanta por la sutileza en la construcción de los personajes. Como tú dices, es inquietante ser capaz de seguir un relato en el que llegas a odiar al personaje, pero al mismo tiempo empatizas, le comprendes... Es de una riqueza psicológica muy grande.
    Me ha gustado mucho tu reseña por centrarte precisamente en hablar del personaje.

    Un beso

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...